La corrección moderada de los padres y el derecho al libre desarrollo de la personalidad de sus hijos a la luz de la jurisprudencia de la Corte Constitucional

Resumen

La patria potestad es un derecho-deber que tienen los padres para con sus hijos y que hasta hace poco tiempo poseía una concepción de absoluto en relación a la crianza y educación de los hijos. Sin embargo, con la entrada en vigencia de la Constitución Política de 1991 y la jurisprudencia de la Corte Constitucional, este derecho ha sufrido una transformación, viéndose limitado su ejercicio cuando este se ve enfrentado a los derechos que poseen los hijos que aun no han cumplido la mayoría de edad, especialmente el de su derecho al libre desarrollo de la personalidad.

La jurisprudencia de la Corte Constitucional, ha establecido unos criterios que permiten resolver la eventual confrontación que se pueda presentar entre el derecho que poseen los padres de educar y criar a la prole con respecto al derecho al libre desarrollo de la personalidad que los hijos como personas poseen y que por ende debe ser garantizado. Sin embargo, el Estado no puede

intervenir en la crianza de los hijos que aun no han cumplido la mayoría de edad (salvo las excepciones que consagra el ordenamiento jurídico). 

Por esta razón, la Corte Constitucional considera que se hace necesario establecer unos límites al ejercicio de los derechos que poseen tanto los padres como educadores y los hijos como educandos y personas libres y autónomas.